XV.- El Diablo

Una figura con rasgos humanos y animales se encuentra dominando esta carta. Cuernos, alas de vampiro, y por último un tridente en su cabeza que simboliza al propio diablo. A cada lado, similar a la carta de Los Enamorados, se encuentra una mujer a su derecha y un hombre a su izquierda, ambos encadenados por el cuello y a los pies del trono del diablo tal cual esclavos. En sus cabezas se aprecian los cuernos propios del demonio. Se observa claramente que ambos se encuentran dominados e imposibilitados para moverse claramente por las cadenas que les oprimen. En esencia se observa a dos personas desnudas que se encuentran a la merced del dominador y sus propios deseos, y ambos con pocas oportunidades de elección. Dicha desnudez no parece inocente a diferencia de la observada en el Arcano Mayor VI.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tres de Bastos

Cierre de los Arcanos Mayores: El Camino del Alma (II Parte)

I.- El Mago