XVII.- La Estrella

En esta carta vemos a una mujer, quizás una doncella, desnuda y en posición genuflexa ante el lago, con el pie derecho en contacto con el agua y el otro en contacto con la tierra. Vacía un par de vasijas llenas presumiblemente de agua, derramando un poco en el lago y otro tanto en la tierra asumiendo que finalmente llegarán al mismo lugar (compatibilidad del agua y la tierra).
¿Porqué lo hace? ¿Ya no necesita del agua? ¿O acaso vacía las vasijas para renovarles con agua nueva?
Su actitud es tranquila, calmada, y su desnudez parece inocente, lo cual sugiere que se trata de una carta serena y de buen presagio. Le acompañan siete estrellas más pequeñas y una más grande para sumar un total de ocho estrellas. Cada estrella tiene ocho puntas (entre muchos significados es símbolo de lo femenino). La suma de los números que componen la carta da un total de ocho (17= 1+7= 8). Es una carta que alude a muchas características femenina: lo emocional (el agua); la renovación (el vaciar las vasijas); la inocencia de su desnudez; su juventud y tranquilidad y las múltiples estrellas de ocho puntas.

Comentarios

  1. Hola, acabo de descubrir tu blog. Sobre la Estrella y esa redundancia del 8, Waite consideró este número importante y hay varios Arcanos Mayores que repiten el motivo de 8 puntas u 8 divisiones como en la Rueda de la Fortuna, si te fijas en la ropa de El Loco tiene el mismo diseño que el centro de la Rueda.

    ResponderEliminar
  2. De nuevo muy nutritiva tu aguda observación amigo Flavio. Gracias!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tres de Bastos

Cierre de los Arcanos Mayores: El Camino del Alma (II Parte)

I.- El Mago