VIII.- La Fuerza

Una mujer plácida, tranquila y serena; totalmente autocontrolada. Coronada y rodeada de flores en la cintura como expresión de lo hermoso, de lo femenino. En lo alto se encuentra custodiada por el signo de "infinito" que seguramente hace alusión a su conocimiento y experiencia o al predominio de lo mental sobre lo físico. Se enfrenta con una bestia caracterizada por una fuerza arrolladora, sin embargo ella, la mujer, de alguna manera domina con naturaleza la descomunal fuerza de la bestia. ¿Acaso su fuerza es física o mental? ¿la brutalidad de la fuerza física puede ser dominada por una fuerza distinta a ella? ¿Qué hace esta mujer para dominar a la bestia? Lo cierto es que, sin duda alguna, en apacible calma, ella ha dominado a la bestia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tres de Bastos

Cierre de los Arcanos Mayores: El Camino del Alma (II Parte)

I.- El Mago